Cepillo de dientes Naturbrush

Hola Pinklovers!

¿ Cómo estáis? Hace un tiempo conocí Naturbrush, es una empresa que realiza una labor increíble os quiero hablar un poco sobre su historia ya que cuando la conocí empece a plantearme muchas cosas y no es para menos.

Jorge Elizondo ( fundador de la marca) ” Observando, inquieto, como las emisiones de CO2 se están convirtiendo en un problema de salud pública, costando anualmente a los estados miles de millones en gastos médicos. Ante un polo norte que ha perdido la mayor parte de su superficie, o el avance sin freno de un cambio climático que amenaza el equilibrio natural…

 Un día, ante el espejo del baño, con su cepillo de dientes (de plástico) en la mano fue cuando todo empezó a fluir. Pensó en cuanta gente se cepilla los dientes a diario. Es un ejercicio, que al menos, se repite tres veces al día. Un utensilio, que según los dentistas, hay que renovar cada tres meses. ¿Cuántas toneladas de plástico lanzado a la basura supone eso? 

Entonces recordó una frase de Galeano, que en tiempos, no le dio más valor, pero que ahora alcanzaba todo el sentido del mundo, transformándose en la respuesta a todas las preguntas, a esas ansias de hacer algo para cambiarlo todo: «Mucha gente pequeña en lugares pequeños, haciendo cosas pequeñas pueden cambiar el mundo».

A partir de ahí surge la idea de Naturbrush, la primera marca española de cepillos dentales 100% biodegradable.”

Podéis leer toda la historia en Naturbrush, he querido hablaros un poco sobre ella, ya que me parece una marca fascinante, que con tan solo un cepillo de dientes podemos acabar con la deforestación de miles de arboles naturales libres, sino que además su cultivo contribuye a aumentar la masa forestal global gracias a un crecimiento rápido y vigoroso, ya que en seis semanas el bambú puede alcanzar los 30 metros de altura, para lo cual un pino mediterráneo necesitaría varias décadas.

Pero un cepillo 100% biodegradable de Naturbrush no sólo cuidada de nuestro entorno, también cuida nuestra salud. El bambú es un antibacteriano natural, repele microbios y agentes externos que se acumulan en el tradicional cepillo de plástico. Evitando que se acumule la suciedad en su superficie. En pocos días notaremos la notable diferencia del cambio al tener un Naturbrush, ocupándose de nuestra higiene bucal.

Una de las cosas que más me llama la atención de este cepillo es que una vez que no nos sirva ya o lo desgastemos por el uso, lo podemos enterrar en el jardín, o en una maceta, y comprobar por nosotros mismos como en un corto período de tiempo ha desaparecido por completo. Y lo hará no sólo gracias a estar fabricado de bambú, sino también por el bionylon de las cerdas, encargadas de realizar un trabajo mucho más eficiente en el cepillado que sus homologas tradicionales.

Otra de las cosas que quiero decir es que un cepillo Naturbrush tiene un precio bastante económico y accesible a todos los bolsillos.

Yo ya me he pasado a Naturbrush, ¿os unís también vosotr@s?

Espero de verdad que os guste y os animo a probar este cepillo!

Un beso.

Cepillo: Naturbrush

Separator image Posted in Belleza.

Con tu comentario nos ayudamos todos