Budapest, una de las ciudades más bonitas de Europa

Hola Pinklovers!

¿ Cómo estáis? Como ya sabéis el mes pasado estuve en Budapest, tenía muchas ganas de ir y lo disfrute muchísimo, es una ciudad increíble, si habéis estado lo sabréis y si aún no habéis tenido ocasión de visitarla os recomiendo que lo hagáis.

Me encanta escribiros sobre mis viajes y todo lo que estoy haciendo este año en el Erasmus, aprovechando que desde Milán los vuelos suelen ser bastante baratos, compré el billete de avión de ida a Budapest y me salió por unos 16,99€, la vuelta la compré desde Bratislava hasta Bolonia.

Nos fuimos 5 noches y 6 días, estuvimos 3 noches y 4 días en Budapest y el resto en Bratislava.

En Budapest son necesarios unos 3 o 4 días para poder conocerlo todo ya que es una ciudad bastante grande, en cambio Bratislava con un día la conoces entera.

En Budapest, alquilamos un apartamento mediante Booking, estaba súper céntrico y nos costó 25€ a cada uno las 4 noches, un precio bastante asequible.

La ciudad en general es bastante barata con el cambio de moneda de Euro a Florin Húngaro, pero no os confiéis mucho porque lo ves todo tan barato que acabas gastando más de la cuenta jaja.

Como ya sabeis si habéis leído alguno de mis Post de viaje anteriores, siempre que visito una ciudad nueva me encanta conocerla mediante un Free walking Tour, ya que es la manera más rápida y económica de hacerlo.

Hay bastantes Free Tours, nosotros realizamos el de Buda ( que es la parte más antigua de Budapest) y el del barrio judío y Pest imperial.

Otra de las cosas que no podéis perderos si vais a Budapest son los Bares en ruina, son bares ubicados dentro o al lado de un edificio de 100 años, utilizando el ambiente de las paredes ruinosas como diseño interior. Estos bares están decorados con varios objetos diferentes desde estatuas de papel, hasta placas extranjeras, desde linternas únicas hasta la fregona de la abuela. Hay de todo lo que puedes imaginar. Si la pared no está decorado de objetos raros, entonces están pintados por los artistas jóvenes contemporáneos. La iluminación generalmente es baja por el ambiente más íntimo. Los muebles son trastos viejos y de varios tipos. Es casi imposible describir estos bares, es mejor visitarlos para saber de lo que hablo.

Os dejo una lista de los mejores de la ciudad ( hay más pero estos son los que me gustaron más a mi):

Szimpla Kert

Quizás habeis escuchado hablar sobre Szimpla Kert, es el bar en ruína de referencia, el más famoso de Budapest, está en la lista de los 100 mejores bares del mundo elaborado por Lonly Planet. Es verdad, tiene un ambiente único y además es bastante grande, tanto que parece un laberinto. Está ubicado en el centro de la ciudad.

Instant

Estar en Instant es una experiencia surrealista. En cada esquina encuentras una decoración diferente, es como transportarse a otra dimensión, tiene tantas plantas y habitaciones que puedes perderte. La mayor diferencia entre Instant y Szimpla es que aquí generalmente hay fiesta por la noche.

Púder

El interior de Púder tiene un diseño espontáneo, caótico, artístico y travieso. Las paredes están pintadas y llenas de decoraciones enormes. Por las noches hay diversas interpretaciones teatrales y actuaciones de distintos DJs.

Grandio

Este bar se encuentra en el jardín interior de un lugar típico de los bares de ruina: un edifício de 100 años con plantas gigantes y muebles viejos. Pero el Grandio es mucho más, es un hostal de fiesta y un club con conciertos.

Dürer Kert

Está en un edificio antiguo de la Universidad de Letras, ELTE. Este bar ofrece mucho: tenis de mesa, futbolín, un jardín con cine al aire libre y una gama amplia de conciertos desde indie hasta electro, desde reggae hasta hardcore.

Fogas Ház 

Se diferencia de los demás, porque se concentra en el arte. Las paredes, el interior es la misma locura de objetos raros, pero el bar es una galería de arte también con exhibiciones y cine artístico. Es una comunidad cultural.

hay diferentes bares dentro del espacio del sitio, es decir tú llegas y te encuentras un espacio donde se venden cachimbas y zanahorias, un espacio donde se vende sólo vino, un espacio dónde se vende cerveza,… Lo que todos tienen en común es que comparten el edificio y la gente puede pedir lo que quiera y sentarse donde más les guste.

Una de las cosas por las que visité la ciudad, fué por sus famosas termas, tengo que decir que me encantaron, he estado en balnearios, en spa y sitios similares, pero nunca he visto nada igual a las termas de Budapest, los que no hayais estado, no os imaginais lo grandes que son, es como un laberinto hay de todo, y lo mejor es que no son nada caras, puedes comprar la entrada para todo el día desde las 06.00 de la mañana hasta las 22.00h que cierran.

Nosotros compramos las entradas en Civitatis y nos costaron 20€, la entrada Vip sin colas y con un vestuario privado, merece la pena porque son 2 € más y no esperas colas ni compartes el vestuario con nadie.

Espero que os guste!

Un beso

 

Con tu comentario nos ayudamos todos